Coronavirus y experimentación animal. Sálvese quien pueda (animales abstenerse)

Publicado el 27/07/2020 en el Facebook de SHAC Argentina

Hola, compas. Les compartimos un breve escrito nuestro a propósito del coronavirus y la experimentación animal. A la fecha, hay más de 140 vacunas en estado preclínico* (es decir, siendo probadas en animales no humanos). Consideramos muy necesario por lo menos nombrarlxs, traerlxs a la discusión como sujetos propixs para que, idealmente y en principio, comiencen a existir en nuestros discursos. Aguardamos sus opiniones. Buen comienzo de semana.

En este momento particular que estamos atravesando en todo el mundo, pero ciertamente de distinta manera según se considere no solo la ubicación geográfica, la situación socio-política-económica, el género, entre muchos otros factores, sino también la especie, creemos necesario abordar la situación de los animales no humanos utilizadxs en la ciencia a propósito del coronavirus.

Si los seres humanos han sufrido pérdidas emocionales, físicas y tiempo valioso de sus vidas, lo cual no es nuestra intención desvalorizar, los animales no humanos y el medio ambiente padecieron profundamente otro tanto, lo cual pocas veces es puesto en valor por el sesgo especista que ciega a los seres humanos en general.

El COVID-19, como se sabe, no apareció sobre la faz de la Tierra de manera impredecible, sino que el sistema de explotación y extractivismo de oprimidxs (naturaleza, animales no humanos y humanos) bajo el que vivimos por el solo beneficio de unxs pocxs llevó –una vez más, luego del AH1N1, EEB, H5N1, Ébola, VNi, SARS, MERS– al surgimiento y a la propagación de este nuevo virus, gestado en uno de los infiernos animales sobre la Tierra: las granjas factorías.

En las últimas semanas se han multiplicado noticias de tono alentador en la mayoría de los medios de comunicación masivos en torno a los protocolos en desarrollo para sacar a la luz –y a la venta– una vacuna contra el COVID-19. Al escuchar esos discursos, ciertamente no esperamos que se mencione con preocupación el destino de los animales no humanos que son forzadxs a intervenir.

Por el contrario, casi en un desfile de celebridades, se mencionan a importantes laboratorios billonarios (Pfizer, Merck, Johnson & Johnson [sí, “la empresa familiar”]) o a celebridades individuales (Bill Gates, por ejemplo) en el marco de una carrera para hallar esta vacuna, el maná del cielo versión 2020. En efecto, los medios hegemónicos en particular –pero no solamente– no mencionan a los animales no humanos por serles invisibles, o si lo hacen es tan solo para asignarles un rol “heroico” nada crítico de la realidad concreta que atraviesan, como por ejemplo en el siguiente titular: “Cómo los animales están ayudando a los científicos a desarrollar vacunas contra COVID-19” (nuestro énfasis)[i].

La presente pandemia puso de manifiesto muchas particularidades del ser humano, muchas nobles, pero también las más nefastas. Los laboratorios nunca se han caracterizado precisamente por su renuncia al lucro en pos de un avance tanto científico como ético de la humanidad, pero generalmente suelen maquillar un tanto sus prácticas para no evidenciarlas. Sin embargo, la llamada carrera por obtener la vacuna contra el coronavirus –con una multiplicidad de ensayos desarrollados sobre todo en países puntuales del Norte global y probados en humanos del Sur global y en animales en cualquier punto del mundo– deja ver muy claramente qué objetivos persiguen los laboratorios.

Por esta razón, consideramos que el apoyo sin reservas a la palabra de lxs científicxs en general (y, más en particular, a los grandes laboratorios) significa ceder un poder importante que tenemos, el de la crítica y el cuestionamiento, hacia quienes no se interesan realmente por nuestro bienestar (y mucho menos, por el de los demás animales), por más que así lo manifiesten. Por fortuna, existen personas que cuestionan esta parte del sistema desde adentro.[ii]

Desde SHAC quisiéramos ceder nuestro espacio a esxs seres cuyas vidas nos significan lo mismo que las nuestras. ¿De qué manera podemos hacerlo? Pensamos que intentar informar lo invisibilizado es una buena forma, para empezar.

En principio, quisiéramos mencionar a los animales no humanos que han tenido la desgracia de ser los sujetos de experimentación más utilizadxs para probar los ensayos de vacunas contra el coronavirus. Lxs ratonxs, las ratas, lxs monxs Rhesus (y otrxs primates), lxs hurones, lxs cerdxs, lxs hamsters[iii] y los caballos[iv] (en Argentina) son incluidxs dentro de los protocolos de los medios a los que podemos acceder. Quisiéramos tener un modo de identificar a cada unx en su individualidad, pero resulta imposible desde el momento mismo en que ni siquiera su número total es conocido. Por supuesto, más quisiéramos que no hayan sido ni sean ahora mismo vistxs y tratadxs como simples objetos.

La lectura tanto de publicaciones para el público en general como también de artículos de investigación o de literatura más precisa sobre la experimentación animal revela, entre otras cosas, un vacío lingüístico, un silenciamiento de las vidas, de las experiencias individuales y grupales, así como de las muertes de seres vivos cuyas historias e intereses no son considerados por la ética antropocentrista. A modo de ejemplo, en un artículo de diario podemos leer al pasar: [s]e dieron dos dosis diferentes de la vacuna a un total de ocho macacos y, tres semanas después, el grupo introdujo el SARS-CoV-2 en los pulmones de los monos a través de tubos por sus tráqueas y ninguno desarrolló una infección plena”[v]. El diario acompaña el texto con imágenes de dichos animales no humanos en entornos semi “naturales”, pero al no mediar ningún tipo de conexión empática, son tratadxs cual máquinas autómatas. La literatura más específica, por su lado, evita mencionar más que lo mínimo necesario sobre esos individuos y, en el caso de empresas proveedoras de seres vivos para experimentar, por ejemplo, la denominación “modelo animal”[vi] sirve como vía de escape bastante provechosa para negarles cualquier posible relación con nosotrxs.

Este escrito se pretende un pequeño aporte para (re)pensar lo que ocasionó y sigue ocasionando el coronavirus desde una perspectiva antiespecista en relación en particular con la experimentación animal. Pero, a decir verdad, la información es tan amplia, tan variada y tan desesperante en ocasiones, que no somos capaces de recuperarla y ceñirla en pocas palabras. Nos interesa ceder una vez más –y cada vez que podamos– nuestra voz humana a aquellxs seres que hablan otras lenguas, cualquiera sea su expresión natural.

Queremos terminar esta breve publicación con la aclaración de que queremos, como la mayoría, poder volver a recuperar las calles, pero que nos negamos a una nueva “normalidad” que sea la copia de la (a)”normalidad” que vivíamos pre-coronavirus. Queremos que las calles nos encuentren en una lucha más plural y que el enemigo sea identificado con más claridad. En un mundo que se cae a pedazos, luchemos por restaurarlo con las piezas útiles y fértiles que le restan. Exigimos un mundo donde la ética animal sea realmente un refugio legal y un medio para evitar que millones de seres vivos continúen naciendo, “viviendo” y muriendo en laboratorios blindados. En definitiva, que a ningún ser vivo más le depare ese siniestro destino.

Referencias:
https://www.nytimes.com/…/science/coronavirus-vaccine-track…

[i]Associated Press (2020). “Cómo los animales están ayudando a los científicos a desarrollar vacunas contra COVID-19”. Los Angeles Times. Recuperado de: https://www.latimes.com/…/como-los-animales-estan-ayudando-…

[ii]Villela Cortés, Fabiola (2019). “Reflexión sobre la justificación metodológica del uso de animales en investigación biomédica”. Revista Colombiana de Bioética, Universidad El Bosque, vol. 14, N.º 1. pp. 52-68. Disponible en: https://revistas.unbosque.edu.co/…/R…/article/view/2427/2060

[iii]European Animal Research Association (2020). “What animals are used in coronavirus research?” Recuperado de: https://www.eara.eu/…/what-animals-are-used-in-coronavirus-…

[iv] Zamponi Alejandro (2020). “Investigadores de la UNSAM desarrollaron un suero hiperinmune contra COVID-19”. Noticias UNSAM. Recuperado de: http://noticias.unsam.edu.ar/…/covid-anmat-aprobo-el-ensay…/

[v]BBC News Mundo (2020). “Vacuna contra el coronavirus: por qué el macaco rhesus es clave para combatir el covid-19”. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-52554469

[vi]Mouse Genome Informatics (2020). “Mouse Models for Coronavirus Research”. Recuperado de; http://www.informatics.jax.org/mgih…/other/coronavirus.shtml

Crédito de la foto: S. Baker. Fuente: speakingofresearch.com

SHAC Argentina

Macaco Rhesus Photo credit S Baker

Categories: Sin categoría | Tags: , , | Leave a comment

Reactivación de la página

¡Buenas, compas!

¡Les avisamos que la página vuelve a funcionar!

Aprovechamos para actualizar las últimas publicaciones relevantes que subimos a nuestro Facebook SHAC Argentina desde el año pasado.

La pandemia por coronavirus que seguimos atravesando, como saben, está profundamente ligada al colapso socioambiental que estamos viviendo todxs lxs pobladores de este mundo de todas las especies (flora y fauna). La experimentación animal no está para nada exenta de ese combo asesino-suicida y creemos fundamental contextualizarla y dar cuenta de su relevancia en la coyuntura actual.

Por esa razón, durante el año pasado hablamos sobre la experimentación animal y la competencia en torno a la creación de la vacuna contra el COVID-19. También hicimos una visita virtual por un laboratorio británico donde se utilizan monxs Rhesus para experimentación (el nivel de mal gusto y desverguenza no asombra). Y, finalmente, tocamos un tema que teníamos pendiente: la –tensa– relación entre laboratorios y santuarios.

Pero no todo es recuerdo, también tenemos una nueva publicación sustanciosa para ustedes.

Todo eso a continuación.

¡Resistencia humana junto a la resistencia que ya se gesta en cada laboratorio!

SHAC Argentina

Maxie-Perlberg

Categories: Sin categoría | Tags: , , | Leave a comment

Continúan las protestas contra los experimentos con animales en el CEMIC

21616040_10212157425145412_149271305576778032_n

Categories: Sin categoría | Leave a comment

Semana Internacional de Acción Antiespecista

21122210_1299523560170559_8142947445624254979_o

Categories: Sin categoría | Leave a comment

En el sótano del CEMIC se han estado realizando experimentos sumamente crueles.

A medida que avanza y crece el reclamo por el cese de experimentos con animales en el CEMIC de Saavedra salen a la luz nuevas prácticas que han tenido lugar en el subsuelo del homónimo hospital. En las últimas notas (2007) las autoridades del laboratorio han manifestado que las pruebas con los monos capuchino (Cebus apella) se limitan a estudios de fertilidad, nada o poco invasivos, sin embargo, queremos dar a conocer ahora un panorama diferente: en el sótano del CEMIC se han estado realizando experimentos sumamente crueles. Citamos de la misma página de los responsables: “Se analizó la respuesta proliferativa, local y distante, luego de una lesión quirúrgica programada en la corteza cerebral de monos Cebus apella adultos, y así contribuir a una mayor comprensión de la respuesta glial a la lesión en el Sistema Nervio Central de primates.“ Estas investigaciones no pudieron ser aisladas y no se tiene ninguna seguridad de que hayan cesado en la actualidad. Como podemos observar, el CEMIC no está avergonzado por estas prácticas que según la misma fuente se extendieron al menos hasta el año 2007. Llamamos una vez más a difundir y participar activamente a todas las personas que se interesan por los derechos de los animales.
http://www.cemic.edu.ar/Investi…/Contenido/una_proyectos_asp

Categories: Sin categoría | Leave a comment

Petición por los animales en los laboratorios del CEMIC

thumbnail_cemic_peticion

Pedimos apoyo a toda persona a la que le importan las vidas animales para que sume su voz a esta lucha. Este es un caso muy puntual, el caso de los monos capuchino y ratones privados de su libertad en el CEMIC, que es un hospital y un centro de investigación que además está directamente relacionado con la formación de nuevos profesionales en el área de la medicina. Exactamente en este contexto, en el barrio de Saavedra en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en un subsuelo del hospital CEMIC se crían monos capuchino y ratones para experimentos y para venta al exterior como mascota especializada. Este caso es específico, pero creemos que es muy relevante para el panorama global de los experimentos con animales porque, entre otras cosas, hoy contamos con algunos avances muy importantes en el reconocimiento a los primates como sujetos de derecho y con ello, a modo de paraguas, podrían ser incluidos todos los animales víctimas de los experimentos.

El nuestro no es un grupo que se defina como legalista, creemos en la acción más allá de la participación “ciudadana” por medio del voto o de la firma de una petición, la lucha claramente no puede reducirse a estos. Por esto lxs invitamos no sólo a firmar esta petición, sino también, y principalmente, a ser parte de la lucha contra los experimentos con animales y otras formas de explotación animal. Individual o colectivamete, aquí o allá, en cualquier parte del mundo, de la manera que vos consideres más apropiada: lucha.

Agradecemos a todxs lxs compas que armaron la petición.

SHAC Argentina

https://www.change.org/p/no-mas-experimentos-con-animales-en-el-cemic-sergiobergman-iucemic-minisambiente

Categories: Sin categoría | Leave a comment

Continúan las protestas contra el CEMIC por realizar experimentos con animales

14324613_969748493134820_5582011957476206093_o

Gracias a toda la gente que se ha sumado a las jornadas de lucha contra los experimentos con animales! Continuaremos las protestas en CEMIC hasta que detengan estas prácticas de sometimiento y tortura!!

Categories: Sin categoría | Leave a comment

CEMIC: Protesta contra los experimentos con animales

evento

Las protestas continuarán durante el próximo fin de semana, si desea participar y no usa facebook agenda la dirección del hospital CEMIC: Galván 4102, Saavedra. Vamos a estar el viernes 16.09 a las 16:30 y el Domingo 18 a las 13hs. Salud, anarquía y liberación animal! SHAC Argentina

Categories: Sin categoría | Leave a comment

CEMIC Saavedra experimentos con animales

En el día de ayer nos manifestamos en contra de los experimentos con animales en las puertas del CEMIC, tanto del hospital cómo del instituto, en el barrio de Saavedra. Dentro de dicho hospital, en el subsuelo, se realizan experimentos con monos capuchino y roedores para “investigación” y adiestramiento para ser utilizados como mascotas/asistentes. Próximamente vamos a estar realizando más actividades en el lugar. Ni nombres Ni rostros Ni autoridades.13958034_10154443394589776_7551621284138031978_o

Categories: Sin categoría | Leave a comment

Normalizando lo impensable

Normalizando-lo-Impensabl1

Compartimos este texto -cmpleto en .pdf -, del año 2015, que consideramos muy serio e interesante. Los opositores a los experimentos con animales debemos estar bien informados. Por favor comparta este texto con sus compañerxs.

SHAC Argentina

Resumen y conclusiones

1. El abuso, deliberado y rutinario- que involucra daño, dolor, sufrimiento, encierro estresante, manipulación, comercio y muerte-a animales sintientes debería ser impensable. Aún así, la experimentación animal es solo eso: ‘la normalización de lo impensable’ (Peattie, 1984). Se estima que 115.3 millones de animales son usados por año en experimentos alrededor del mundo (2.5–2.8). En términos de daño, dolor, sufrimiento, y muerte, esto constituye uno de los mayores problemas morales de nuestro tiempo.

2. La normalización opera en tiempos donde es conocido el extenso rango de como los animales pueden ser dañados. El problema de la complejidad de la consciencia animal, especialmente, de la sintiencia animal (definida como la capacidad de experimentar dolor y placer), no puede ser ignorado. A diferencia de nuestros antepasados, ahora sabemos, tanto como podemos razonablemente saber sobre los humanos, que los animales (notablemente mamíferos, aves, y reptiles) experimentan no solo dolor sino también shock, miedo, anticipación, trauma, ansiedad, estrés, angustia y terror en menor o mayor medida que los humanos. Esta es la conclusión obtenida en libros e informes científicos en revistas revisadas por expertos (3.5–3.7).

3. Esta normalización es afianzada con demasiada confianza en la experimentación animal como técnica científica. Este actual debate ha dado ímpetu a las nuevas criticas científicas, especialmente en relación a la falta de fiabilidad en los experimentos animales (4.2–4.7); la imprevisibilidad de ambientes de laboratorio (4.8–4.10); esta discordancia entre enfermedad humana y ‘modelos animales’ de enfermedad (4.11–4.13); diferencias interespecie respecto a fisiología y función genética (4.14–4.22); y el desarrollo de pruebas basados en humanos mas proféticas (4.23–4.28). El resultado es que ya no es necesariamente correcto o razonable (si alguna vez lo fue) decir que la única opción moral es entre experimentar en animales o renunciar a cualquier progreso científico (4.29).

4. Esta normalización se sostiene en la idea desacreditada que los animales son solo herramientas para uso humano, medios para fines humanos, ítems fungibles, y comodidades que pueden ser tratadas y descartadas como los humanos consideren apropiado.

Durante los últimos 40 años, ha habido considerable crecimiento de trabajo intelectual en el status ético de los animales. Este nuevo trabajo ha desafiado la idea de que (i) los humanos siempre deberían tener prioridad absoluta en nuestra consideración moral (antropocentrismo moral) (5.4–5.10); (ii) los animales existen para los seres humanos, para servir a sus intereses y deseos (instrumentalismo) (5.11–5.20); y (iii) los humanos deberían distinguirse y separarse de otros animales en términos binarios de ‘ellos’ y ‘nosotros’ (dualismo) , en el que los animales son inevitablemente denigrados (5.21–5.28).

5. Esta normalización es desafiada por nuevos pensamientos morales que se centran en tres posiciones: (i) los individuos animales tienen valor en sí mismos. Criaturas sintientes (criaturas capaces de placer y dolor) no son solo cosas, objetos, maquinas o herramientas; tienen sus propias vidas internas que merecen respeto. Este punto de vista se extiende a todos los sintientes, como individuos y no solo colectividades o como parte de una comunidad (ii) Dada la concesión de la sintiencia, no puede haber argumentos racionales para excluir a los individuos animales de las mismas consideraciones morales básicas que extendemos a individuos humanos. Y (iii) se deduce que causar daño a individuos sintientes (excepto, cuando es por su propio bien-por ejemplo, una operación veterinaria), si no absolutamente errónea, mínimamente requiere fuerte justificaciones morales. De hecho, algunos argumentan que dichos acto de dañar inocentes (ej.: moralmente libres de culpa) sintientes está absolutamente mal (5.29).

6. Esta normalización es desmentida por factores racionales que deberían elevar a los animales como sujetos de solicitud moral especial:

i. los animales no pueden dar o negar su consentimiento (5.31–5.45).

ii. No pueden representar o vocalizar sus propios intereses (5.46–5.47).

iii. No pueden entender o racionalizar su sufrimiento (5.48–5.52).

iv. Son moralmente inocentes o sin culpa (5.53–5.54).

v. Son vulnerables y relativamente sin defensas (5.55–5.57).

Estas consideraciones hacen que sea especialmente difícil justificar dañar a los animales (como dañar a infantes humanos).

7. Esta normalización se sostiene en argumentos morales defectuosos. Tenemos que examinar tres informes autorizados:

i. El Comité de Procedimientos en Animales del Gobierno de RU (APC) (2003) argumenta que incluso si infligir sufrimiento está ‘intrínsecamente’ mal, puede que no sea un mal ‘absoluto’ si puede demostrarse como el menor de dos males de los que tenemos que escoger’ (6.3–6.15). Pero ese argumento supone qué es lo que tiene necesidad de justificación-específicamente, que hay una elección inmediata o directa a hacer, algo que el APC (en otra parte) reconoce es extremadamente raro: ‘en la experimentación animal rara vez, si alguna, se nos presenta la situación cruda en que tenemos que salvar la vida de un niño matando a un animal’ (6.9).

ii. El Comité Selecto de la Cámara de los Lores (2002) argumenta, entre otras cosas, que los humanos son ‘únicos’ y que, ‘por tanto’, pueden utilizar animales en experimentos. Pero esto no es lógico. Lo que debe ser demostrado es como los humanos son únicos y como eso justifica un tratamiento moral inferior de los animales (6.17–6.39).

iii. El Comité Weatherall (2006) argumenta, entre otras cosas, que estamos justificados a experimentar en animales porque, en el caso del hospital incendiado, ‘intuitivamente’ escogeríamos salvar pacientes humanos. Pero la conclusión no tiene sentido. Lo que implica (si los resultados se creen) es que los humanos responderían en esa situación específica de esa manera. El escenario es, por definición, una situación crítica limitante, en la cual, uno debe tomar una decisión directa. Pero filosofar desde esa situación- en la que la mayoría de las personas quizás escogerían un ser humano- que existe un supuesto deber de escoger humanos en una gran variedad de situaciones normativas, donde no hay elección directa a realizar, es lógicamente falaz (6.40–6.49).

8. Esta normalización es reforzada por la institucionalización masiva de la experimentación animal (i) legislación (7.6–7.7); (ii) institucional y pensamiento establecido (7.8–7.11); (iii) financiamiento público y privado (7.12–7.13); (iv) la parcialidad de los medios (7.14–7.15); y (iv) el lenguaje de la experimentación, el cual oscurece, justifica, exonera y minimiza lo que pasa en realidad en los laboratorios (7.16–7.35). El resultado de estos factores es, entre otros, un estancamiento moral y una resistencia al cambio. No podemos evitar la conclusión de que la experimentación animal representa la institucionalización de una percepción sobre los animales previa a la ética.

9. Esta normalización es aumentada por una variedad de regulaciones y controles, lo cual, en realidad, hace poco para proteger a los animales y, de hecho, a menudo hace lo reverso. Hemos visto cómo la inspección es deficiente (8.2–8.12), como la concesión de licencias crea un falso sentido de legitimidad (8.13–8.23), cómo la regulación auto-supervisadas en la UE es inadecuada (8.24–8.35), cómo las Tres Rs no están reforzadas (8.36–8.43), y cómo los Comités de Cuidado y Ética no brindan una evaluación rigurosa de propuestas desde la perspectiva ética y son defectuosas, fundamentalmente, al no abarcar los problemas éticos básicos (8.44–8.55). Las Tres Rs, endorsadas por la UE y a las que se le ceden palabras en los gobiernos (y las cual podrían haber brindado algún ímpetu al cambio) están, en práctica, con financiación masivamente insuficiente, de modo que las alternativas son las Cenicientas de la investigación científica. Incluso donde existen controles, los encontramos ‘hambrientas’ (8.56). Esto está confirmado por la evidencia perturbadora brindada por las investigaciones en cubierto (9.1–9.46).

10. Esta normalización está justificada por la afirmación a menudo repetida de que el interese humano requiere de dichos experimentos, pero debe ser cuestionado si los humanos incluso se benefician del abuso de los animales. Los humanos pueden ser dañados, por ejemplo, por la desensibilización, la perdida de empatía, habituación, y negación. Ahora sabemos que hay una fuerte conexión entre el abuso animal y la violencia hacia los seres humanos (3.7–3.9). También, la nueva evidencia científica debe hacernos desafiar las afirmaciones del utilitarismo, debido a que ahora sabemos que muchos experimentos han brindado resultados engañosos o erróneos (4.1–4.29). Adicionalmente, la misma lógica que justificaría la experimentación animal también justificaría la práctica en humanos, y por supuesto, entre otras cosas, los prisioneros de guerra, gente de color, gente judía, y niños han sido sujetos a experimentos (5.34–5.45; 6.27–6.29; 6.34–6.39).

11 Esta normalización de lo impensable necesita ser des-normalizado y des-institucionalizado. Técnicas de investigación éticas deben ser completamente institucionalizadas, y debería haber un cambio masivo urgente del financiamiento a técnicas de reemplazo sin animales.

Categories: Sin categoría | Leave a comment